¿Cómo darle mantenimiento a un tractor?

Actualmente existen varias marcas y modelos de tractor, por lo que las recomendaciones que realizamos son de manera general.

1.- Lo recomendable es leer el manual del usuario para tener información detallada y características particulares que deban tenerse presentes durante el uso del tractor.

2.-Con el manual podrás saber cuáles son los intervalos para un mantenimiento de rutina, lubricación del chasis, motor, transmisión, y cambio de aceite hidráulico, cambios de filtro, y otros artículos de mantenimiento.

3 Tabla de Especificaciones. Ubícala en tu manual, con ella puedes conocer el tipo de fluido para la transmisión, sistema hidráulico, frenos, y refrigerante del motor, así como sus capacidades. El inflado de llantas, la torsión de pernos,

4.-Ubica donde se encuentran los puntos de lubricación (casquillos de engrase), varillas de medición de fluidos o tubos indicadores, e instrucciones sobre la limpieza de filtros de aire y de combustible.

5.-Herramientas. Trata de conseguir las herramientas necesarias, se requieren más grandes que las normales para un automóvil. Sobretodo llaves inglesas.

6.-Protégelo. Si no cuentas con instalaciones para guardarlo, por lo menos cubre el asiento y el panel de control, y el escape protégelo de la lluvia.

7.-Checa periódicamente los fluidos. La referencia del uso de un tractor se basa en horas, a diferencia de los autos que se basa en kilómetros. Los fluidos que debes considerar son: aceite de motor, fluido de la transmisión, refrigerante en el radiador, aceite hidráulico, electrolito de batería.

8.-Revisa las llantas. Por la forma de las llantas de un tractor, en ocasiones es difícil saber si tiene o no un correcto inflado, por lo que debes saber cuál es la presión correcta tanto de llantas traseras como llantas delanteras.

9.- Si tu tractor está equipado con un sistema hidráulico, éste tiene mangueras y/o tubos de alta presión, y una falla en el conducto de fluidos puede provocar una falla o una pérdida de dirección, entre otros problemas. Si una manguera (o correa) parece estar dañada, desgastada o rajada, cámbiala. Si algún accesorio o conexión tiene una filtración, refuérzalo o cambia los sellos.

10.- Revisa los frenos, que estén ajustados por igual. Muchos tractores tienen frenos mecánicos que operan por un sistema de varillaje y leva en lugar de un sistema de fluidos maestro/esclavo. Estos frenos están ubicados en los ejes traseros y trabajan independientemente, para que así puedan usarse para dirigir al tractor en esquinas estrechas o para ir en sentido inverso.

11.- Revisa los indicadores. Supervisa siempre la temperatura, la presión del aceite y el tacómetro. •El indicador de temperatura debe marcar un rango de operación normal, pero siempre que el indicador muestre que la temperatura está por encima de los 90 grados Celsius (200 grados Fahrenheit), quiere decir que el motor se encuentra caliente.

12.- Revisa los filtros regularmente. La mayoría de sistemas de los tractores están equipados con filtros para protegerlos contra la suciedad, el agua, u otros contaminantes que podrían causar una falla en los componentes. •

13.-Checa la parrilla del radiador. Los tractores se operan en condiciones en donde se pueden acumular desechos en el radiador, así que normalmente tienen un protector frontal o parrilla para evitar que materia vegetal, insectos o polen se atasquen en el radiador.

14.- Lubrica elementos como: los conectores en los componentes de dirección, en las uniones del freno y embrague y en los pivotes de enganche. Los tractores más antiguos requieren de lubricantes específicos para las cajas de transmisión. Con frecuencia, el sistema hidráulico y la transmisión comparten fluidos, y utilizar el fluido incorrecto puede causar serios daños.

Con los puntos mencionados podrás alargar la vida útil de tu tractor, contarás con un mantenimiento preventivo. En Maquinaria y Tractores de Morelos S.A. de C.V. tenemos tractores y diversos modelos de maquinaria agrícola. Si requieres reparación de tu tractor, también contamos con taller de servicio.